Pliego de Intenciones

forex , Mercado de divisas

 

 

 

Pagina nueva 1

Los “esquemas” de Ponzi  

Charles Ponzi, Nacido nacido en Parma, Italia en 1877 que emigró a Boston con 21 años en 1903 y fallecido en un hospital de caridad en Río de Janeiro, Brasil en 1949 en la total pobreza.

 A este curioso personaje se le identifica con un procedimiento financiero que en traducción literal se denomina el “esquema” Ponzi,.

En el Boston de los años 20, Charles Ponzi recibió de su Italia natal una correspondencia que incluía unas estampillas a portes pagados. Al cambiarlas por dólares notó que había una diferencia a su favor en el arbitraje que le reportaba unos pocos centavos por cada una.

Ponzi notó que el cupón que él había recibido de Italia había sido comprada en España y encontró que la razón de esto era que el precio en España era excepcionalmente bajo debido a la debilidad de la moneda en esos momentos  este había costado en pesetas el equivalente de 1 céntimo de dólar, constató que le servía para percibir sellos americanos por valor de 6 céntimos. La operación de arbitraje ofrecía un extraordinario beneficio y Ponzi pronto se convenció que podría hacerse millonario. Empezó a difundir su descubrimiento entre sus amistades que rápidamente solicitaron participar en el negocio.

Con ese solo argumento de negocio y un poder extraordinario de persuasión, convenció a sus amigos de invertir con él su dinero con la promesa de devolverles su inversión a los 90 días con un interés directo del 45% sobre el capital. A las pocas semanas tenía una fila enorme de personas deseosas de invertir en el "negocio de Ponzi" y que no querían tener la vergüenza de ser los tontos del barrio que no habían invertido en un negocio seguro.

Para responder a la demanda tendría que haber comprado 200 millones de cupones postales, o sea cantidades inexistentes, y Ponzi ni lo intentó; se limitó a utilizar parte de las inversiones que le llegaban cada día para devolver escrupulosamente la cantidad pactada con los primeros inversores, y así aumentar su credibilidad.
Vivió unos meses de desaforado lujo, hasta que los flujos entrantes dejaron de cubrir los compromisos adquiridos, y acabó en la cárcel.

No es exactamente una pirámide (en las pirámides lo que se trata es de convencer al nuevo participante de que trabajando él mismo para conseguir otros entrantes se asegura una extraordinaria multiplicación de su apuesta), pero tiene las mismas características de estafa apoyada en la íntima esperanza de conseguir dinero fácil que se esconde en el corazón de la mayoría de los mortales (y que explica el rol social de las loterías).

Un esquema Ponzi hoy en dia es conocido como un consiste en un sistema de inversión que promete altos créditos. Para poder dar esos altos créditos, los nuevos inversores son los que pagan los intereses de los antiguos inversores. El sistema sigue funcionando mientras el flujo de nuevos inversores continúa aumentando; en el momento que el flujo de inversores disminuye no se pueden pagar los intereses a los iniciales, ni, por supuesto, devolver el dinero invertido ni por estos ni por los siguientes, y el esquema se viene abajo.

En realidad, ¿dónde están los límites del “esquema” de Ponzi? ¿A partir de qué momento es estafa?

Todo agente de inversiones intenta que sus clientes confíen en la calidad de los productos que ofrece, y aunque lo hagan con buena fe, no siempre transmiten al ahorrador una evaluación realista del riesgo.

Por ejemplo en la Bolsa sigueN proporcionándonos todos los días ejemplos de valores que suben muy por encima de su valor técnico impulsados por compradores que se retiran progresivamente hasta que llegan los menos informados que acaban comprando en el punto más alto, justo antes de la caída.

El “esquema” de Ponzi es algo más que una estafa, es un comportamiento social de especulación extrema del que no está exento el sector público (Seguridad social española).

Paul Samuelson, el autor del manual de economía con el que se han formado la mayoría de los economistas contemporáneos, que recibió el premio Nóbel en 1970, ya detectó esta generalización social del esquema de Ponzi al utilizarlo en un artículo como explicación del sistema de reparto de la Seguridad Social, un sistema que también ofrece a los pensionistas garantías de rentas que no corresponden a la posible rentabilidad de las contribuciones pasadas, y que financia sus pagos con las aportaciones de los nuevos entrantes.

Cuando José Barea hablaba de la futura quiebra de la Seguridad Social española, sin duda, tenía en mente esta versión legal y aparentemente benigna del “esquema” de Ponzi. Bien es verdad que con en España, con la llegada de los inmigrantes la base se ha ampliado, pero esto es lo mismo que cuando Ponzi descubría más inversionistas en otra ciudad de Nueva Inglaterra, y que la amenaza de quiebra se alejaba momentáneamente.

La magia prestidigitadora del dinero fácil no debería existir fuera del mundo bien reglamentado del juego; este es uno de los mensajes más tristes de la ciencia lúgubre de Carlyle. Aunque no hay que perder nunca de vista que el dinero difícil también se puede conseguir con una sonrisa en los labios (y si no ¡que le pregunten a Ronaldinho!).

 

 

Pagina nueva 1

Tipos de Interes

     
USA USA 0.25%
Japan Japon 0.10%
Europe Europa 1.25%
Switzerland Suiza 0.   %
GB Inglaterra 0.50%
Canada Canada 1.00%
Australia Australia 4.75%
New Zealand N.Zelanda 2.50%

  Agregue a su web