Pliego de Intenciones

forex , Mercado de divisas

 

 

 

Iberia

Iberia es una aerolínea española, cuyo nombre oficial es Iberia Líneas Aéreas de España, S.A.. Es una de las compañías aéreas más antiguas del mundo y figura entre las cinco compañías aéreas más grandes de Europa. Además, es la compañía líder en el mercado Europa-América Latina, con la mayor oferta de destinos y frecuencias.

Su negocio, en el que lleva ya 80 años de forma ininterrumpida, se centra principalmente en tres actividades:
 

  • transporte de pasajeros y carga

  • mantenimiento de aviones

  • asistencia en aeropuertos (handling)
     

Iberia es una compañía privada, que cotiza en el selectivo Ibex 35 de la Bolsa española. Lleva 12 años consecutivos obteniendo beneficios; de hecho es la única aerolínea europea de red que ha cosechado durante todos estos años resultados positivos.

Además, es un modelo de compromiso social, y así lo demuestra su inclusión en el índice mundial Dow Jones Stoxx, que reconoce las mejores prácticas en materia económica, social y medioambiental de las mayores empresas del mundo. Iberia es una de las tres únicas compañías aéreas que forman parte de este índice.

La compañía es, asimismo, miembro fundador de oneworld, alianza de aerolíneas que abarca todo el planeta, que ofrece a los clientes alrededor de 700 destinos con las mejores conexiones.

Fue fundada el 28 de junio de 1927 por Horacio Echeberrieta. Estaba previsto que el primer viaje comercial de Iberia fuese el 14 de diciembre de 1927 entre Madrid y Barcelona, con Alfonso XIII como pasajero de excepción. Sin embargo, fue un vuelo Barcelona-Madrid el primero que operó Iberia, al salir dos horas antes que el vuelo oficial. La intención era que Alfonso XIII pudiese presenciar el primer aterrizaje en el Aeropuerto de Carabanchel, actual aeropuerto de los Cuatro Vientos, pero cuestiones meteorológicas obligaron a este avión a llegar más tarde de lo previsto. En 1928 había crecido, con tres aviones Rohrbach Roland, que eran unos trimotores con capacidad para diez pasajeros.

En 1929 quedó integrada en CLASSA por dictamen del Directorio Militar para formar un monopolio con una sola compañía que agrupara todas las existentes por entonces en España. Tras la proclamación de la Segunda República fue disuelta y se creó así la LAPE, donde siguió estando integrada Iberia hasta el inicio de la Guerra Civil Española. En 1937 Iberia fue reactivada y se convirtió en la línea aérea del bando franquista, con sede en Salamanca, volando algunos Dragon Rapide y Junkers 52.

Hasta el 1939, en que realizó su primer vuelo entre Madrid y Lisboa, fue una aerolínea de ámbito exclusivamente nacional. A Lisboa le seguirían Londres, París y Roma en los años 1940. Iberia fue nacionalizada en 1944, pasando a formar parte del INI (Instituto Nacional de Industria). En Septiembre de 1946 fue la primera aerolínea en volar entre Europa y América del Sur, mediante el establecimiento del itinerario entre Madrid y Buenos Aires. El avión usado para la ocasión fue un Douglas DC-4 y el trayecto fue entre Madrid y Buenos Aires, realizando escalas en Villa Cisneros, Natal y Río de Janeiro. También se comenzaron a usar azafatas en los vuelos. En 1954 se inauguró el vuelo entre Madrid y Nueva York. Para ello se utilizó un aparato Lockheed Constellation que formaba parte de un lote de tres aviones adquiridos por la compañía.

En el segundo semestre del 1961 Iberia empezó a utilizar aviones a reacción. Así, se fueron incorporando tres aparatos Douglas DC-8 para ser explotados en los itinerarios de largo radio. Poco después, en 1962, se adquirieron aparatos franceses Caravelle, fabricados por Sudaviation, para cubrir las líneas europeas. La flota de Iberia a partir de entonces fue creciendo, impulsada por el fuerte auge del aumento de pasaje turístico y por el crecimiento de la renta disponible en España y en el conjunto de la Europa occidental.

En 1970 Iberia estrenó su primer avión de fuselaje ancho, el Boeing 747, popularmente conocido como Jumbo, y poco después otro magnífico avión de doble pasillo, el Douglas DC-10. En 1974, la compañía puso en marcha el primer puente aéreo europeo, el trayecto escogido fue el de Madrid a Barcelona. En esta época no existía la actual congestión de tráfico, con lo que el servicio consistía en un avión en Madrid y otro en Barcelona que tan pronto se llenaban, se ponían rumbo al otro punto de la ruta. Sin embargo, con el aumento del tráfico en los aeropuertos hubo que desechar este funcionamiento y poner unas frecuencias fijas, que, en horas puntas, suponen un avión cada 10 minutos. En ese mismo año se creó el servicio telefónico ServIberia. En 1977 fue dada a conocerse la imagen corporativa que treinta años después aún lucen sus aviones. La razón fundamental de la modificación residió en la necesidad de acomodar la línea de bandera española a la nueva realidad política que inauguraba a la Monarquía española. La transición política hacia el sistema democrático convenció a los nuevos responsables del INI de que eran necesarios llevar a cabo una nueva identidad corporativa en la compañía aérea que impulsara la nueva imagen de España en los mercados mundiales.

El 10 de septiembre del 1981 llegó en un avión de la compañía el Guernica de Picasso. En el 1987 se estrenó el sistema informático Amadeus, el sistema de reserva informatizado más grande del mundo hasta la actualidad. La iniciativa correspondió a Iberia junto a sus socios en este negocio, Deutsche Lufthansa y Air France.

Entre los últimos años de la década de 1980 y principios de la década de 1990, Iberia realizó una enorme modernización en su flota. Los nuevos McDonnell Douglas MD-87, Airbus 320, Airbus 340 y Boeing 757 reemplazaron a los antiguos Douglas DC-9, Douglas DC-10 y Boeing 727. En 1991 se creó el primer programa de acumulación de millas aéreas: Iberia Plus. En 1992, Iberia se convirtió en patrocinadora oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona y de la Exposición Universal de Sevilla. En 1996 se creó la página web de Iberia. En el 1999 pasó a formar parte de la alianza Oneworld, junto con las aerolíneas de British Airways y de American Airlines. Después, el ciberticket o billete electrónico, las máquinas de autofacturación o la tarjeta de puente aéreo han sido apuestas de Iberia por utilizar la tecnología a favor de los clientes.

A comienzos de la década de 1990 los directivos del Instituto Nacional de Industria (INI), propietario de la mayoría del capital de Iberia, plantearon una estrategia de crecimiento de la compañía, con el objetivo de preparar la liberalización de los mercados aéreos en la Unión Europea, prevista para 1994. La expansión de la compañía se hizo en el mercado latinoamericano. Se llevó a cabo la adquisición de una parte de la propiedad de Aerolíneas Argentinas, de la venezolana Viasa y el 35 por 100 de la chilena Ladeco, Líneas Aéreas del Cobre. El resultado de esta estrategia, que preveía dotar de activos a Iberia frente a un movimiento de fusiones entre las líneas de bandera europea, fue un fracaso. La pésima gestión de Aerolíneas, las dificultades para poner en marcha una gestión de la compañía desde Iberia, además del pésimo entorno del mercado creado por la Guerra del Golfo en 1991, abocaron a una situación insostenible para la aerolínea española. Las pérdidas fueron cuantiosas para Iberia. El INI, a través del Gobierno español, tuvo que acometer dos ampliaciones de capital. La autorización de la Comisión Europea para que el Estado español aportara capitales logró sacar a Iberia de la bancarrota técnica en la que estuvo inmersa en 1994. Poco después, se puso en marcha el proceso de reajuste de Iberia, que pasó por el desarrollo de tres puntos: cambio de directivos y gerentes, salida desordenada de las participadas latinoamericanas e inicio del proceso de privatización definitiva de la aerolínea española.

El año 2001 marcó también un antes y un después en la historia de la compañía. Con su salida a Bolsa en abril de ese año culminaba el proceso de privatización de la compañía y volvía al ámbito privado, en el que nació, aunque fuera pública la mayor parte de su historia. Al año siguiente pasa a formar parte del Ibex 35. En 2002 la compañía vendió su filial Binter Canarias.

Pero no todo en la historia de Iberia son éxitos. Todavía son recordados los escándalos financieros que llevaron a la desaparición de Viasa en 1997 y a la quiebra a Aerolíneas Argentinas en 2001, en ese momento propiedad de SEPI, tras una caótica administración de Iberia y de American Airlines. En 1983 un avión de Iberia colisionó con otro de Aviaco en la pista del Aeropuerto de Madrid-Barajas y murieron 93 personas. En 1985 Iberia sufrió otra tragedia a gran escala, cuando un avión Boeing 727 de la línea se estrelló en la localidad de Bilbao, a pocos minutos del aeropuerto, al chocar con la antena de comunicaciones del monte Oiz. Perecieron en este accidente los 148 ocupantes de la nave.

En agosto de 2002 el vuelo de Iberia 6250, un Boeing 747 (número de serie 22764, matrícula de cola EC-DNP), con 375 pasajeros a bordo, que despegaba del aeropuerto JFK de Nueva York, con destino a Madrid Barajas, se vio obligado a aterrizar minutos después, por detectársele fuego en una turbina. Los motores del avión eran unos Pratt & Whitney JT9D-7Q. Cuando el avión estaba volando sobre el océano, los pilotos advirtieron un mal funcionamiento en el motor número 2, que había acumulado ya unas 71.293 horas de servicio y 11.030 ciclos desde su fabricación. Poco antes, el motor había sido sometido a una revisión exhaustiva de mantenimiento (overhaul). A pesar de intentar extinguir el incendio desde la cabina, el motor continuaba en llamas; según una pasajera, estaba soltando chispas por encima del ala. Gracias al extraordinario entrenamiento de los pilotos de Iberia, se logró aterrizar el avión en la pista 13R, con el motor ardiendo, y salvar la vida a todo el pasaje. La tripulación actuó profesionalmente y no hubo situaciones de pánico. El aterrizaje se condujo de forma tranquila, ya que quedaban tres motores en perfecto funcionamiento.

Como consecuencia de la investigación, el motor número 2 se mandó al Centro de Mantenimiento de Iberia en Madrid y se examinó el 10 de septiembre del 2002, bajo la supervisión de la NTSB (National Transportation Safety Board). El análisis del motor demostró que un Compresor de Alta Presión (HUC, según sus siglas en inglés) se desacopló de su eje. Posteriormente se encontró la tuerca de sujeción.

Durante la evacuación hubo algunos problemas con las rampas inflables de emergencia del 747, concretamente los toboganes de emergencia 4R y 5R que no funcionaron correctamente. El problema fue que Iberia decidió no implementar las recomendaciones del boletín de servicio Goodrich SB 25-241, emitido mucho tiempo antes, exactamente el 30 de septiembre de 1991; ya que no eran obligatorias. Estas recomendaciones indicaban reemplazar las mangueras de inflado de los toboganes de emergencia, fabricados antes del 30 de mayo de 1983. Como resultado de este problema, la NTSB emitió una circular de aptitud para el vuelo el 28 de febrero del 2003 (airworthiness), recomendando a todas las compañías aéreas en posesión de aviones Boeing 747 la implementación del boletín de servicio Goodrich SB 25-241.

El viernes 9 de noviembre de 2007 a las 17:06 (hora de Quito), el A340-600 EC-JOH que cubría la ruta MAD-UIO-GYE-MAD se salió de la pista del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre con 333 personas a bordo entre pasajeros y tripulación, sin que se produjera ninguna víctima. En 31 de agosto del mismo año ya se había producido un incidente similar en el mismo aeropuerto con otro 340-600. Se especula que el accidente se debió a que en el momento del aterrizaje, en condiciones de pista húmeda y con neblina, la aeronave se posó pasado el primer tercio de la pista de aterrizaje.

Es conocida la dificultad del aeropuerto de Quito, que tiene algunas características que dificultan la operación con aviones grandes: por un lado es un aeropuerto situado a gran altitud (2.811 metros), lo que implica una densidad del aire menor y, por tanto, menor sustentación y mayores velocidades de aproximación. La orografía del terreno circundante es montañosa, lo que condiciona el gradiente de la senda de aterrizaje y los escapes en frustradas y fallo de motor. Sólo dispone de ILS en la pista 35, que no es perfectamente horizontal y cuya longitud (3.120 metros), además, puede ser insuficiente si el peso al aterrizaje está próximo al máximo (cosa habitual), lo que obliga a bajar de la senda del ILS para aprovechar toda la longitud de la pista. Por último, el microclima propio de la zona, con constantes lluvias y nieblas limita aún más la operación en cuanto a visibilidad y longitud de pista. Todo esto implica mayor carga de trabajo para la tripulación y una toma más dura.

El avión tomó pasado el primer tercio de la pista, desaprovechando parte de la longitud de ésta, lo que llevó en principio a suponer un error en la maniobra, aunque también se ha especulado con algún tipo de error en el software que controla la estabilidad de la aeronave en el momento crítico de salir de la senda del ILS para interceptar el PAPI/VASI (sistema visual basado en luces para seguir una senda de aterrizaje Glide Path). En cualquier caso, parece que las reversas no se armaron y varios neumáticos de los trenes principales explotaron por la dureza de la toma o bien del esfuerzo de frenado de emergencia, haciendo que la nave derrapara hasta la zona de seguridad que existe al final de la pista, arrastrando en su carrera la antena emisora del ILS de la pista. Cinco personas fueron hospitalizadas por leves traumatismos producto del incidente y la aeronave se desalojó normalmente por dos de las rampas sin necesidad de declarar emergencia.

Durante dos días el aeropuerto estuvo cerrado, debido a que el avión quedó a escasos 30 metros de varias casas, lo cual estuvo a punto de ocasionar una tragedia que no llegó a ocurrir. Iberia operó en ese tiempo desde Guayaquil y a su vuelta a Quito empleó el modelo 340-300, aparentemente más adecuado para un aeropuerto como Quito. El avión no fue retirado hasta dos semanas después del accidente.

Aun así, Iberia es una de las compañías aéreas más seguras del mundo. Así, desde 1970 la compañía tiene un excelente récord de seguridad, de tan sólo cuatro accidentes fatales. Cerca de 500 millones de personas han viajado con Iberia, clientes que han hecho posible que esta compañía esté situada hoy entre las cinco principales compañías aéreas europeas y sea líder indiscutible en España, en las rutas que unen España con Europa y Europa con América Latina.

  Pagina nueva 1

El mercado Español, El ibex

Bolsa y mercados españoles

El Ibex

Las 10 preguntas sobre el Ibex 35

El Ibex Nuevo Mercado

Ibex Medium CAP y Ibex Small CAP

Latibex

Historia de la bolsa en España

Bolsa de Madrid

Bolsa de Barcelona

Bolsa de Bilbao

Bolsa de Valencia

                 

Abengoa

Abertis

Acciona   

Acerinox

ACS  

Banco popular de España 

Banco Sabadell  

Banco Santander

Banesto 

Bankinter    

BBVA     

Cintra    

Criteria Caixa

Enagas

Endesa

FCC

Gamesa 

Gas Natural

Gestevision telecinco                  

Grifos

Grupo Ferrovial

Iberdrola  

Iberdrola Renovables

Iberia

Inditex

Indra Sistemas

MAPFRE

Obrasco huarte

Red electrica corporación

Repsol YPF

Sacryr vallhermoso

Técnicas reunidas

Telefonica

Union Fenosa

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

Cotización

 cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotizacion

cotizacion

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

cotización

 

Tipos de Interes

     
USA USA 0.25%
Japan Japon 0.10%
Europe Europa 0.05%
Switzerland Suiza 0.00%
GB Inglaterra 0.50%
Canada Canada 0.75%
Australia Australia 2.00%
New Zealand N.Zelanda 3.50%

  Agregue a su web